pandemonium invierno Pandemonium: ¿Juego?¿Jugar?

viernes, diciembre 22, 2006

¿Juego?¿Jugar?

...Mi abuelo materno siempre me decía que era una niña muy imaginativa, pero que me veía pocas veces jugando, ¿quizás jugaba a juegos no palpables, no evidentes? ¿o una cosa no tiene necesariamente que implicar la otra? ....Fran, mi compañero casi inseparable de la facultad, a menudo decía que no quería jugar conmigo, porque me saltaba "sus reglas", y yo me reía: ¿qué reglas? ¿quién las fijó? ¿todos los juegos las tienen?... Mi amigo Daniel siempre dice que soy muy juguetona.... ¿Jugar? ¿Juego?...A veces, quizás demasiadas veces, utilizamos las mismas palabras pero nos referimos a cosas distintas, o estamos pensando en el mismo significado general pero lo aplicamos a diferentes realidades, o incluso, hemos viciado el uso de estas palabras por el uso que nuestra costumbre y nuestras experiencias han hecho de ellas ...
Y es que, no es tan fácil entendernos, porque a parte de las acepciones que regoge la RAE, hay nada más y nada menos que 50 expresiones distintas que contienen la palabra juego y cuyo significado no es el mismo, y más de 19 del verbo jugar....Yo creo que me quedo con la primera de ambas...

juego.
(Del lat. iocus).
1. m. Acción y efecto de jugar.
2. m. Ejercicio recreativo sometido a reglas, y en el cual se gana o se pierde. Juego de naipes, de ajedrez, de billar, de pelota
3. m. En los juegos de naipes, conjunto de cartas que se reparten a cada jugador.
4. m. Disposición con que están unidas dos cosas, de suerte que sin separarse puedan tener movimiento; como las coyunturas, los goznes, etc.
5. m. Ese mismo movimiento.
6. m. Determinado número de cosas relacionadas entre sí y que sirven al mismo fin. Juego de hebillas, de botones, de café
7. m. En los carruajes de cuatro ruedas, cada una de las dos armazones, compuestas de un par de aquellas, su eje y demás piezas que le corresponden.
8. m. Visos y cambiantes que resultan de la mezcla o disposición particular de algunas cosas. Juego de aguas, de colores, de luces
9. m. Casa o sitio en donde se juega a lo que se expresa. Se reunieron en el juego DE pelota
10. m. Habilidad o astucia para conseguir algo.
11. m. Dep. En el tenis y otros deportes, división de un set.
12. m. pl. Fiestas y espectáculos públicos que se usaban en lo antiguo.


Jugar
(Del lat. iocāri).
1. intr. Hacer algo con alegría y con el solo fin de entretenerse o divertirse.
2. intr. Travesear, retozar.
3. intr. Entretenerse, divertirse tomando parte en uno de los juegos sometidos a reglas, medie o no en él interés. Jugar a la pelota, al dominó.
4. intr. Tomar parte en uno de los juegos sometidos a reglas, no para divertirse, sino por vicio o con el solo fin de ganar dinero.
5. intr. Dicho de un jugador: Llevar a cabo un acto propio del juego cada vez que le toca intervenir en él.
6. intr. En ciertos juegos de naipes, entrar (tomar sobre sí el empeño de ganar una apuesta).
7. intr. Tratar algo o a alguien sin la consideración o el respeto que merece. Estás jugando con tu salud. No juegues con Rodrigo.
8. intr. Dicho de una pieza de una máquina: Ponerse en movimiento para el objeto a que está destinada.
9. intr. Hacer de las armas blancas o de fuego el uso a que están destinadas. En tal acción jugó la bayoneta, o jugaron los cañones.
10. intr. Dicho de una cosa: hacer juego (convenir o corresponderse con otra).
11. intr. Intervenir o tener parte en un negocio. Antonio juega en este asunto.
12. intr. C. Rica. Terminar su papel o misión.
13. tr. Llevar a cabo una partida de juego. Jugar un tresillo, una partida de ajedrez.
14. tr. Hacer uso de las cartas, fichas o piezas que se emplean en ciertos juegos. Jugar una carta, un alfil.
15. tr. Perder en el juego. Luis ha jugado cuanto tenía.
16. tr. Usar los miembros corporales, dándoles el movimiento que les es natural.
17. tr. Manejar un arma. Jugar la espada, el florete.
18. tr. Arriesgar, aventurar. U. m. c. prnl. Jugarse la vida, la carrera.
19. tr. El Salv. Volver tonto o medio loco a alguien.

9 no pudieron callarse:

Anonymous Fernando replicó sin poder evitarlo...

Yo voy a jugar a la libertad de que me entiendas cuando digo jugar...desde luego si las reglas son las tuyas o las mías, lo normal es que acabemos mal...hay que jugar con la alegría de ganar...pero no por derrotar al otro...hay que disfrutar todos...me gusta este trabajo de R.A.E....juegas conmigo?...un beso con todo el campo semántico de tu parte..

2:45 p. m.  
Blogger Caracol replicó sin poder evitarlo...

Me gusta el juego de los niños.
Y odio el juego del casino, el juego del desesperado.

7:10 p. m.  
Blogger ybris replicó sin poder evitarlo...

También a mi me gusta jugar como diversión.
Aunque en la práctica a menudo el riesgo de jugármela a todo o nada.

Besos y mucha felicidad sin que nos falte el juego.

6:33 a. m.  
Blogger Uno que mira replicó sin poder evitarlo...

A mí la vida siempre me pareció un juego, en el que te juegas la vida. Así que mejor aprenderse las reglas y observándolasconvertirse en un jugador hábil, porque las reglas, lejos de ser límites que costriñan la realidad, sólo son los intrumentos con los que construir algo, los que posibilitan la creación, y el entendimiento, el consenso entre los jugadores.

Los que no observan las reglas, acaban haciéndose adictos a los solitarios.

Y efectivamente, efectivamente cada uno tiene las reglas que quiere. Icluso la regla de no tener reglas. Y con esas juega como sabe, o como puede. Las reglas que quiere. O bien las que otras les brindan y uno acepta, o bien las que uno crea y propone y los demás aceptan.

Que hay gente que le gustan los juegos multitudinarios y gente que les gustan los juegos de a dos.

Que hay gente que no sabe perder.
Que hay gente que no quiere ganar.

Y que al final,
al final, eso sí,
al final,
se pierde la vida.
Que esa sí que es una regla del juego de la vida, que no te podrás saltar aunque quisieras. Y mejor que lo sepas.

12:46 p. m.  
Blogger Simplemente Olimpia. replicó sin poder evitarlo...

Nunca pogo reglas al juego, pero reconozco que "a mi manera" siempre me parece la adecuada.
Y juego las horas cada día, y cada noche...y el riesgo medible o no siempre me parece acicate.
Siempre he dicho que las acepciones las escoge quien escribe la palabra no quien la lee.
Quien intenta averiguar se cansará de hacerlo sin tener la certeza de cual es la correcta a menos que pregunte.
Qué me lio!; )
Da igual!
¿Jugamos?

Olimpia.

3:52 p. m.  
Blogger pepe replicó sin poder evitarlo...

Las reglas están hechas para que, llegado el momento, alguien, jugando, se las salte. Eso al menos es lo que yo creo.

Besos.

1:01 p. m.  
Blogger GLAUKA replicó sin poder evitarlo...

Imposible estar más de acuerdo contigo: soy juguetona a más no poder, y, sin embargo, no me gusta jugar a ningún juego ... tú me entiendes ahora sé que sí.Besos.

11:25 p. m.  
Blogger libertad replicó sin poder evitarlo...

Fernando: si las reglas son las tuyas y las mías, claro que juego a que nos entendamos.

Caracol: A mí también me gusta el juego de los niños. Es el que más, y no quiero renunciar nunca a él, aunque me haga mayor y siga cumpliendo años.

Ybris: Coincidimos entonces. Besos y mucha felicidad sin que nos falte el juego

Uno que mira: Totalmente de acuerdo, en cada frase. Totalmente de acuerdo. Y lo sé, no sabes cuánto, al final se pierde la vida, y es una regla que nadie, nadie, podremos saltarnos aunque queremos. Y es mejor que lo sepamos, desde el principio, sin duda.

10:29 p. m.  
Blogger libertad replicó sin poder evitarlo...

Simplemente Olimpia: sí, jugamos. Claro. Y es lógico liarse, pero pronto nos aclaramos. Pronto.

Pepe: pues no estoy yo del todo de acuerdo, la verdad. Aunque de vez en cuando, y en eso estoy contigo, viene muy bien saltárselas, sí. Besos.

Glauca: Y tú también me entiendes, ahora sé que sí. Otro beso para ti

10:32 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home

PANDE MUSICAL