pandemonium invierno Pandemonium: 8 diciembre 2006

jueves, diciembre 07, 2006

8 diciembre 2006

"Entonces, Almitra habló otra vez: ¿qué nos diréis sobre el matrimonio maestro?
Y él respondió, diciendo:
Nacisteis juntos y juntos para siempre.
Estaréis juntos cuando las alas blancas de la muerte espar­zan vuestros días.
Sí; estaréis juntos aún en la memoria silenciosa de Dios. Pero dejad que haya espacios en vuestra cercanía.
Y dejad que los vientos del cielo dancen entre vosotros. Amaos el uno al otro, pero no hagáis del amor una ata­dura.
Que sea, más bien, un mar movible entre las costas de vuestras almas.
Llenaos uno al otro vuestras copas, pero no bebáis de una sola copa.
Daos el uno al otro de vuestro pan, pero no comáis del mismo trozo.
Cantad y bailad juntos y estad alegres, pero que cada uno de vosotros sea independiente.
Las cuerdas de un laúd están solas, aunque tiemblen con la misma música.
Dad vuestro corazón, pero no para que vuestro compañe­ro lo tenga.
Porque sólo la mano de la Vida puede contener los cora­zones.
Y estad juntos, pero no demasiado juntos. Porque los pilares del templo "así lo están" (están aparte).
Y, ni el roble crece bajo la sombra del ciprés ni el ciprés bajo la del roble".


K. Gibran

7 no pudieron callarse:

Blogger ybris replicó sin poder evitarlo...

Sabias palabras de Gibran.
Ser cada uno él mismo renovándose cada vez para que la unión de los dos sea un continuo descubrimiento.

Muchos besos.

4:45 a. m.  
Blogger Uno que mira replicó sin poder evitarlo...

¿o era el 9?

9:21 p. m.  
Blogger pepe replicó sin poder evitarlo...

Igual es porque fui a un colegio de curas y oía ese tipo de prédicas todos los días, pero... Ese tipo de discursos siempre me han asustado mucho. También puede ser porque soy un poco egoista, o un bruto insensible o muchas otras cosas, pero lo cierto es que cuando alguien empieza a hablar de esa forma, y sobre todo si además sonrie y abre los brazos al hacerlo, intento salir corriendo.

2:18 p. m.  
Anonymous Fernando replicó sin poder evitarlo...

Tienes razón Pepe...de todas formas de todas las palabras cabe conseguir enseñanzas...pero para mi lo único real es que eres tú, solo tú en el camino de la vida y te pueden rodear personas encantadoras a las que quieras mucho y ser feliz en su compañia, pero al final del recodo tú abres la última pagina...besos Libertad.

3:03 p. m.  
Blogger dulcinea replicó sin poder evitarlo...

Hace ya algún tiempo, que alguien me dio a leer este texto.
Si se sabe "leer" bien, se puede aprender mucho de sus enseñanzas.
El texto, lo que dice, me gusta, pero me pasa un poco como a Pepe, que como yo también soy de colegio de monjas...uhmmm, a estas palabras siempre les proseguía un PERO...
...PERO yo sé porqué las dices, y espero que así SEA, AMEN, que sean felices.
EsPERO que todo haya ido fantástico...
Un beso.

A.

5:09 p. m.  
Blogger Insanity replicó sin poder evitarlo...

Por algo te denominas "Libertad". Es por ello que creo colgaste este texto de Gibran: sabes qué es lo que te ha llevado ha escogerlo.
Por supuesto, y con todo respeto a todos, esta es mi opinión, claro :)
Mis deseos de felicidad para ti.
In.

Permiso, Libertad: Pepe, también respeto tu opinión; la última parte de tu comentario me ha hecho sonreír...."intentas salir corriendo". Saludos a ti también, Pepe.

6:27 p. m.  
Blogger libertad replicó sin poder evitarlo...

Tenéis razón, es posible que haya un momento en que quizá a uno le haya hecho pensar que quería "salir corriendo". Pero, y no sé si me equivoco, quizás más por lo que parece que implica, por el contexto que suele rodearlo -como Pepe o dulcinea habéis dicho-que por lo que las palabras de Gibran expresan. Para mí, como apuntaba muy certadamente Insanity, este texto traspira libertad y amor verdadero por todos sus poros. Y en estos días, lo he rescatado para mi pequeña.

11:07 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home

PANDE MUSICAL