pandemonium invierno Pandemonium: junio 2006

jueves, junio 22, 2006

Detalle




Te hablaré de las cosas grandes como las cimas de las montañas y por las mañanas te lavaré la cara en una gota de rocío.

martes, junio 20, 2006

Desencuentro

…Quisiste que pasara el tiempo, y que se desvaneciera la intensidad de nuestros sentimientos. Quisiste poner distancia entre nosotros, y recorrer otros lugares, otros mundos, otros cuerpos. Quisiste que el tiempo y la distancia, nos permitiera construir un día a día distinto, donde tu sueño, mi risa, tus bromas o mi tozudez, nos fueran ajenos. No quisiste que nuestras vidas fueran divergentes, pero tampoco convergentes.
Yo, fiel a mis afectos, no quería lo que tú querías. Tú lo sabes. Pero da igual, en estas cosas basta con la opinión de uno.

…Ojalá no te equivocaras al “querer”, porque...¿sabes? Pasó, se desvaneció, nos alejamos, nos “descotidianizamos”, e incluso nos convertimos en dos perfectos extraños.

jueves, junio 15, 2006

Circulos

Todo se encuentra en el círculo,esa estructura perfeccionada,la tendencia natural.Hace tiempo descubrí que lejos de ser lineal, incluida en parámetros de espacio y tiempo, mi vida no es más que un círculo gigantesco, lleno, colmado,desparramado,cubierto,rodeado...de círculos pequeñitos. Al vivir vamos abriendo pequeños caminos que luego resultan ser pequeños circulos y tomamos varios a la vez y nos movemos, cambiamos de uno a otro dependiendo del los planos , actividades y esas cositas del día a dia en que nos movamos. Después,con el tiempo,te sientas en el sofá,vais a parir un hijo,vas a abrir un círculo nuevo,grande, primitivo, lleno de miles de pequeñitos circulos,donde os movereis, te llaman por teléfono y descubres con un nudo en la garganta que hay otro circulo abierto,otro que te abrieron a ti, en el que te incluyeron,otro que como todos los demás deberías haber cerrado hace tiempo -cerrar unos círculos vitales es ,en ocasiones,causa sin la cual no se pueden abrir círculos nuevos en libertad- y te descubres niño otra vez,solo,bajo la lluvia en días de invierno mirando los muñequitos que las gotas formaban en los charcos con el flequillo chorreandote en la frente.
Vivir es complicado,pero qué hermosa complicación!!!
Nunca he pedido opiniones ni participación,me consta que visitais Pandemonium muchas personas al día y desde muy diversos lugares,eso nos basta a los mamarrachos que escribimos aquí. Sin embargo, hoy, me gustaría conocer algo de vosotros.De todos esos círculos de los que hablaba,hay uno tierno,precioso,pequeñito,que de vez en cuando seguro nos encontramos recorriendo con la mirada desde lejos,lejos de poder volver a andarlo,un circulito que ,en la mayoria de las personas que conozco,jamás llegó a cerrarse.Me refiero al amor primero,o al no correspondido,o al imposible,o al silenciado,o al secreto.Yo os pregunto: si alguna vez tuvierais oportunidad de encontraros con esa persona de nuevo,puede que después de largos años y os sintierais con la libertad suficiente para dejaros llevar,como la saludaríais?? qué diríais?
Espero impaciente vuestras respuestas por primera vez en los comentarios.

miércoles, junio 14, 2006

Amistad (…y por la solidez de los venideros)

Quedamos en su casa para cenar. Nada más llegar, y mientras esperaba a que ella durmiera a los niños, me dirigí a los ventanales del comedor. Este piso 14 desde el que se visualizaba todo Madrid ya había sido testigo de algunas historias. Siempre que me situaba allí, de pie, o sentada en la chaise-longue del rincón este, mirando al atadecer como el sol se ocultaba tras los edificios de la ciudad, decenas de instantáneas pasaban por mi mente al ritmo caprichoso que imponían mis ganas o mi ánimo… De pronto, apareció Eva con un libro entre las manos, leyendo en voz alta: “Ulrich, el héroe de la gran novela de Robert Musil, era –tal y como lo anunciaba el título de la obra- el hombre sin atributos”. “Toma, un regalo para ti” –me dijo-. “Cuando lo vi, pensé que podría gustarte, y cuando además comprobé que comenzaba citando a Musil, no lo dudé” -continúo diciéndome- (En muchas de nuestras conversaciones había salido esta obra, y yo siempre escuchaba atentamente a Eva cuando hablaba de Musil o de cualquier otro autor casi desconocido para mí, y que ella dominaba). Yo lo cogí, le sonreí, leí el título, el subtítulo y el autor en voz baja: “El amor líquido”, acerca de la fragilidad de los vínculos humanos, de Zygmunt Bauman, lo abrí por la primera página y empezé a leer también en voz alta:

“Mariposa enamorada de su flor”

Lágrimas
arrastrando los afeites de mi rostro, humedecen y manchan mi vestido de seda
aquella “canción de adiós”
la repito miles y miles de veces
dicen
que las largas cadenas montañosas
tienen un final
pero yo sólo oigo la lluvia fina y delicada
golpeando interminable
el pabellón solitario
desde que nos separamos
la tristeza del adiós
me destroza poco a poco el corazón
he olvidado incluso si,
al brindar por tu partida,
nuestras copas tenían
mucho o poco vino
lo mejor
es que entregue este poema
a las ocas salvajes que
atraviesan el cielo
en realidad, “Douglán”
no está tan lejos como
otros paraísos

Poema Dinastía Song (1127-1279)

“A ti, por la amistad pétrea de todos estos años…”

Y derramé una lágrima, mientras volvía a sonreír mirándola…

martes, junio 13, 2006

...Retazos

“…Aquí encontrarás modelos de identificación positivos y modelos de identificación negativos. Es decir, lo que uno debería llegar a ser, y lo que uno nunca debería llegar a ser. De los dos se aprende, así que espero que al finalizar tu beca hayas conseguido diferenciarlos”… El viernes, cuando mi compañera de despacho de tantos años, exponía su segundo ejercicio de oposición, no pude sino clavar mi mirada en aquel hombre de barba canosa, voz condescendiente y mirada afable, situado en el extremo derecho de la mesa y que formaba parte del Tribunal. Sus palabras de hacía diez años habían permanecido en mí desde entonces y venían a mi cabeza con toda claridad. Es más, era consciente de que habían guiado cada posible bifurcación en el camino, cada escollo y cada satisfacción durante estos años…posiblemente directa o indirectamente cada una de mis decisiones hasta llegar a verme sentada allí, en aquella sala, observando todo con la perspectiva y la tranquilidad de estar por esta vez al otro lado del banquillo. Pero, sin embargo, jamás habíamos vuelto a comentar nada relacionado con la conversación de aquel día en otros encuentros. Ni jamás supe con exactitud qué eran para él comportamientos a imitar, o comportamientos a evitar. Hoy creo que quizá no era necesario, sobre todo porque supongo que lo importante para él entonces, al igual que para mí ahora, era no dejar de buscar y creer en esos modelos de identificación positivos. Quizás demasiado idealistas, pero posiblemente los únicos capaces de vencer a la monotonía y ponerle ilusión y entusiasmo a lo que uno hace.

domingo, junio 11, 2006

Volver

Rosas amarillas y flores secas…. Recuerdos de largas tardes de junio y de anocheceres de promesas caducas de la época de estudiante. Sueños de futuro y ansias de presente (en la retaguardia) de nuevo entremezcladas. Sentidos adormecidos por el calor y el cansancio de algo no muy definido. Extraña quietud. Ensimismamiento. Mente “en nada”…y esa sensación de no haberme ido nunca, de seguir aquí, en mi casa…de deslizarse rápido todo lo que ocurrió “fuera” y recrearme en todo lo que se quedó dentro y me revive siempre enamorada:

“Quien conozca los vientos, quien de la lejanía
haga una voz donde guardar memoria,
quien conozca la piel de su desnudo
como conoce el rastro de su nombre,
y no le tenga miedo, y le acompañe
más allá del invierno encerrado en sus sílabas,
quien todo lo decida sin la noche,
de golpe, como un beso,
que suba entre la niebla por el puente,
que le roce los dedos a su propio vacío,
que salga al mar,
que pierda el temor de alejarse”
….
("Invitación al regreso" de García Montero )

jueves, junio 08, 2006

Dispara que sonrío

Me cuelgo la cámara para salir de paseo y me doy con la esquina del asidero en el borde de una costilla,
me ofreces linimento de sonrisas y te vas en una escoba.
Trepo a un árbol viejo y se rompe la rama en el intento. Entre risas me ofreces píldoras adelgazantes y me invitas a una unción de dos besos chiquititos.
Disparo con el tirachinas y la goma me da en el antebrazo con toda la fuerza de mi mala idea,se me calma el picor en el alma y el espinazo cuando me refrescas la herida con el aire de tu pestañeo negando con la cabeza.
No me dispara el flash y probándolo me pega el fogonazo en la cara,con ojos atentos,en la oscuridad donde me hallo.Entre estrellitas te veo danzando de roca en roca con ecos de risas.
Qué viene primero,el amor o el sexo??

lunes, junio 05, 2006

SADNESS

La sonrisa del sapo se congeló

en la sección de ultramarinos.

La princesa se pinchó el dedo

y al chuparlo se envenenó.

Un hormiga cruza la autopista,

un lirón careto aúlla en noches de amor.

El cervatillo amenaza al oso

que lleva puesta la piel del cazador.

La luna ilumina los campos de trigo

en el invierno de la ilusión.

El sol se eclipsa ante la nieve

en perpetua recesión.

Un niño nace en el hospital esperanza,

pero sufre de muerte súbita de forma crónica.

La flor del cerezo se volvió amarga

sobre una lánguida melodía de armónica.

Llueve sobre mi alma agua de mar

que destierra recuerdos oxidados,

Aflora el barro de antiguos amores,

y óxidos de amigos descuidados.

La melancolía se derrama por mis ojos,

y crece la hierba bajo mis pies.

Veo un arcoiris, pero es en blanco y negro

como en los viejos televisores.

Hay charcos de odio

que se secarán al sol, creo.

A medianoche tú me llamas

y sale el sol.

...Comienzos

Tranquila y convencida de lo que hablamos, he decidido parar. Rodearme de la gente que me quiere y a la que le importo, y mantenerme al margen de todas las demás. No interferir en sus vidas, ni cruzarme en sus caminos, ni estar al tanto de sus días. Ya lo hice. Salí, busqué a mi manera, y no resultó. Ya está. Pasó. Ahora toca otra cosa, para que mañana toquen otras vidas, otros caminos y otros días. Desde casa, seguiré con la mirada despierta, con los ojos abiertos y atenta, con calma. Esperaré sin prisas ni impaciencia a que llame a mi puerta una sonrisa clara, unas palabras tiernas y bienintencionadas, una mirada cálida, unas dudas “razonables o irracionales” pero reconocidas, y un silencio sincero y confiado. Esperaré con confianza un nuevo comienzo que ya está aquí.
PANDE MUSICAL