pandemonium invierno Pandemonium: Tipp tipp tapp...

viernes, diciembre 23, 2011

Tipp tipp tapp...




Recuerdo haber oído el carro de Thor dirigiéndose a la Tierra de los gigantes. Tanngrisnir y Tanngnjóstr, sus mágicos machos cabríos, tiraban con resolución de su preciada carga.
El dios sabía que, con ellos, siempre llegaría a su destino a pesar del frío, de lo corto de los días o de la escasez de alimento. Porque ellos -y su famoso martillo- eran su secreto: cuando las provisiones empezaban a desaparecer, podía cocinarlos y alimentarse con ellos en la noche. Luego, después de un sueño reparador, los cubría de nuevo con su piel y, con el poder de su martillo, hacía que volvieran a la vida sin ningún rasguño. Esto era de vital importancia en los viajes de invierno, cuando las despensas empiezan a necesitar que vuelva la fertilidad a los campos. Justo en la época de las fiestas de Yule, en torno al solsticio de invierno... Mmmm... el tiempo de Yule, el tiempo de Jul en sueco...el tiempo de Navidad.

Pero también recuerdo que muchos temían la furia de Thor...y, tal vez por eso, ver la silueta del vehículo arrastrado por los machos cabríos, empezó a hacer volar la imaginación. Y las cabras se transformaron en unos seres homínidos con cuernos de cabra y cabeza de piel que infundían miedo...tanto, que si uno se acercaba a una casa, los habitantes de la misma debían entregarle un regalo ¿dulces de navidad? para que se calmara y se fuera a otra.
En fín, que si la memoria no me falla, así nació Joulupukki en finés, julbocken en sueco...si, "la cabra de navidad"...

Pero a base de golosinas y de galletitas de gengibre, la cabra fue domesticada y se hizo buena. Tan buena que recibió el encargo de repartir los regalos de navidad en los hogares escandinavos.







Y lo hacía muy bien, pero con el tiempo conoció a cada uno de esos duendecillos (tomte) que vivían en los sótanos de las casas suecas. A ellos les encantaba montarse en su lomo y cabalgar por el jardín mientras repartían los regalos. ¡Qué tiempos aquellos, cuando se oía el corretear de los duendecillos (tomterna) a media noche...
tipp, tapp, tipp, tapp,
tippe-tippe-tipp-tapp, tipp, tipp, tapp
http://www.youtube.com/watch?v=NZYARdjumZ4&feature=related

Al final, la tradición del jultomte se mezcló con el resto de hombrecillos de aspecto bonachón que reparten los regalos por el mundo, se adoptó un tomte vestido de rojo y blanco con un saco inmenso y la cabra se quedó relegada a ser solo un símbolo de la navidad.

¡¡¡Ains!!! que los siglos no pasan en balde y esto solo son recuerdos. Tal vez, con la edad estoy mezclando historias... :-)
...En fin, que lo que quería deciros sin cabra, sin tomte, sin papá noel... sin mensajeros, es
Que os deseo a todos una muy, muy feliz navidad.
Que vuestro mensajero particular os traiga como regalo ese sueño escondido que no se cumplió en el 2011 ;-)
...Y, de mi parte...un beso suave suave, tan suave como los pasitos pequeñitos de los tomtes al caminar...
tipp tipp tapp...



Etiquetas: ,

2 no pudieron callarse:

Blogger libertad replicó sin poder evitarlo...

:)) shhhhh....Feliz Navidad, despacito, pero llegando el eco hasta allí. Un beso fuerte!!

12:57 p. m.  
Blogger AuroraBoreal replicó sin poder evitarlo...

Feliz, muy muy feliz Navidad, Libertad!!! :-) :-)
Un beso fuerte también para ti...

9:54 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home

PANDE MUSICAL