pandemonium invierno Pandemonium: abril 2006

domingo, abril 30, 2006

Manos

Yo estoy lejos,a un metro,atento,queriendo formar parte,imaginando el momento,el círculo,el movimiento.
Tú, con un leve gesto me tomas la mano y la apoyas ahí donde todo comienza.Abres la puerta para que entremos los dos,acercas mi mano,la piel nos une,a los tres y mientras tanto apoyas la frente en mi mejilla con los ojos cerrados.
Tu me haces sentir en la yema de los dedos el movimiento antiguo del universo.


jueves, abril 27, 2006

...Iluminación...

…Si antes estaba complicado saber si nuestra conversación monotemática, nuestra cara de “bobos” o nuestra sonrisa “pava” (o al menos más monotemática, boba o pava de lo “relativamente” normal con el tiempo que nos queda…) se debía a nuestro posible estado de “enamoramiento”…ahora, aún más!. ¿No lo habéis oido? Ahora (y no antes…) uno/a puede estar enamorado emocionalmente; sí “emocionalmente” (esa es la terminología precisa que se utiliza), de una persona con la que pasa mucho tiempo, por ejemplo, un compañero de trabajo, por los siguientes síntomas: se pasa el día pensando en él, lo echa de menos (las pocas horas que no lo tiene enfrente) y además, y esto es muy importante, NO ha tenido contacto fisico sexual con él o ella. Razón, además, que potencia este tipo de enamoramiento, porque es básicamente “idealizado” o “platónico”. Este tipo de enamoramiento, al ser habitualmente “coexistente” con otra relación física real (tu pareja, vamos), da lugar a que, ahora sí, de nuevo (y no antes), pueda ocurrir (estando en lo cierto) que estemos enamorados de dos personas simultáneamente (de la platónica-idealizada-emocional y de la real, es decir, de la persona con la que estamos).

…Uff! Menos mal que lo hemos descubierto, no?...

martes, abril 18, 2006

...Una vez más, un después...

...Allí, los sentimientos más puros, las ideas más claras, los pensamientos más lúcidos llegan sin avisar, te pillan desprevenido y te desbordan; y sé que siempre llegan, que siempre hay un antes y un después, pero me siguen pillando desprevenida… Cuando uno se abandona al anochecer de la luna llena de Pascua en aquellas colinas bajas, verdes y suavemente onduladas, desde el rincón por el que se accede a la parte Este de la iglesia, puede pasar horas y horas en silencio, tranquilo, mirando al horizonte, con la alegría serena del que encuentra su lugar, con la calma del que todo lo tiene, con el cobijo del que se sabe protegido y la confianza del que se siente capaz de superar sus obstáculos, romper sus ataduras y creer en sus posibilidades, en sus inmensas posibilidades…Es el amor. Es el amor que todo lo puede, es ese mágico y a veces extraño, círculo virtuoso, tan frágil y tan fuerte al mismo tiempo, que lo rodea; es esa intensidad y bondad que lo caracteriza, lo que nace y puede habitar en nosotros, y además es capaz de trascendernos obnubilando nuestras oscuridades y haciendo brillar nuestra luz… Es el amor…

jueves, abril 06, 2006

Siempre hay un antes y un después…

En mis pensamientos, en mis reflexiones más inmediatas (también algo más elaboradas), en mi relación con los otros y conmigo misma, en mi manera de sentir y sentirme…

Marzo 2005
“...Dicen que cuando estamos en un callejón sin salida, es porque dejamos de ser nosotros mismos, y entonces tenemos que volver sobre nuestros pasos al punto del cual partimos...Hace un año, empecé ese camino que en ocasiones hay que recorrer hacia atrás, para llegar al principio, para dejar de sentirme atrapada, para ser más yo, para ser un poquito más libre...Por eso, sigo preparando la maleta, y vuelvo a sentir esa mezcla de entusiamo y nerviosismo que acompaña a todos los viajes, a todos los comienzos, a este viaje que siempre es un comienzo...”



"...El alma que anda en amor, ni cansa ni se cansa..."
(Primavera en la colina, 2005)


Abril 2005
“Todo cambia naturalmente. Si me doy cuenta de esto entrego sin miedo, porque sé que no me voy a quedar estancado, que la vida es un fluir permanente. Aunque suene contradictorio, querer cambiar es frenar el proceso natural de cambio. Por el contrario, aceptar es permitir el cambio natural que va a ocurrir sin que yo lo decida. Estar vivo es estar en movimiento permanente: lo que no puedo hacer es querer dirigir ese cambio (Amar con los ojos abiertos…)”.

“...Esta tarde de primavera, de preciosa primavera, el sol se refleja en la ventana, en la pantalla del ordenador y en la mano que escribe este post. De fondo oigo una voz grave hablando en francés y una música que se me antoja celestial. Mi mente está tranquila, mi conciencia en paz, me sé y me siento muy querida, llena de vida, de amor…”

Hoy vuelvo a hacer la maleta…

lunes, abril 03, 2006

El sonido del movimiento (rotatorio) de la tierra

Hoy, esta gran bola llamada mundo volverá a girar sobre sí misma.
Unos miles de personas morirán, otros nacerán.
Un puñado se harán ricos, otros se volverán pobres.
Un muchacho declara su amor a la mujer de su vida y ella dirá no.
Por la mañana, los barrenderos limpiarán las calles, mientras otros vuelven cansados de la fiesta nocturna.
En la selva amazónica, un bicho devora una planta, y una especie se extingue.
Un muchacho declara su amor a la vecina de al lado y ella dice sí.
Alguien en un laboratorio descubre la cura del cáncer.
En una charca, una larva de mosquito muta y surge una nueva enfermedad.
Millones de personas comerán tres veces.
Muchos millones de personas, pasarán el día pensando que comerán.

Y mañana, la bola vuelve a girar.

domingo, abril 02, 2006

¿Cómo?

Siempre predecible en “conductas determinantes”, en “palabras de momentos críticos”, e incluso en lo que de predecibilidad pueden tener mi mucha parte espontánea e impulsiva, quien me conoce sabe que me gusta estar a las maduras, pero sobre todo que estoy a las duras. Que rehuyo abiertamente de las personas que pasados los primeros encuentros, sólo quieren rodearse de superficialidad y risa continua –que no fácil- , si eso significa eludir lo frágiles, débiles e imperfectamente humanos que somos. Que me embriaga la alegría, consciente, a veces incluso forzada si es bien intencionada o buscada por quien se sabe embriagado por ella, también ingenua; pero no cobarde ni intencionadamente ambigua…Y si es así, ¿Cómo? ¿Cómo deciros que hoy estoy cansada?, ¿Cómo explicaros que hoy creo que mi cuerpo y mi alma necesitan, por una vez trabajando juntos y acompasados, inventarse un mundo idílico donde sólo exista “lo bueno” e incluso “lo divertido”?, ¿Cómo transmitiros que hoy creo sólo poder caminar por el mundo si pinto de color transparente cualquier cosa que me produzca no ya dolor, sino incluso preocupación o desasosiego?, ¿Y cómo además expresaros, sin cierta vergüenza, sin excusas, que no hay razones, ni ningún porqué, que es sólo porque sí y por mí? ¿Cómo?
PANDE MUSICAL