pandemonium invierno Pandemonium: Tu regalo. Viaje a los Jardines de Lórien

domingo, octubre 30, 2011

Tu regalo. Viaje a los Jardines de Lórien



En la próxima luna nueva, se espera una gran tormenta solar que producirá brillantes auroras boreales en todo el círculo en que son visibles.
Probablemente aquí no se vea, en parte por las nubes, en parte porque estamos demasiado al sur. Pero no te preocupes, la perturbación magnética será suficientemente fuerte para abrir una vez más la puerta hacia Arda.

Estate atento a las señales más sutiles: tal vez el ordenador vaya más lento que de costumbre, o se corte la luz o, puede que se cuelgue el móvil. Algunas personas a tu alrededor estarán más nerviosas e irascibles.
Será la señal de que todo está empezando.

Vístete con la ropa que usarías en la edad media, descarta hebillas, adornos, relojes, móviles y ponte tus botas.
Prepárate para sentir la humedad en tus pies durante casi todo el trayecto.

Coge un libro más o menos grueso y fórralo con papel de estraza. No uses celo, sino lacre, para sellar los pliegues. Rodea el libro con diecinueve vueltas de hilo de seda y fíjalas con el mismo lacre.
También busca un imán natural, colócate una mochila pequeña y dirígete al punto más alto del área en la que habitas.

Allí, levanta el imán al cielo y espera unos minutos. Poco a poco, en una zona muy cerca de tu mano, el aire se volverá viscoso, parecerá casi agua y tu imán provocará olas concéntricas que se perderán en el horizonte.
Despacio, muy despacio, ve bajando la mano y agachándote, sin perder las olas.
En el momento que la mano esté a la altura de tus rodillas, salta y agarra fuertemente el libro que tienes en la otra (es tu salvoconducto para entrar en la nave élfica. No se te puede caer). Si eres de los que se marean, mejor cierra los ojos...acabas de atravesar la puerta de acceso al puente entre dos mundos y la sensación es similar a la que se siente en una atracción de esas que no dejan de dar vueltas.

No te asustes. Poco a poco, todo se estabilizará de nuevo y te verás deslizándote a gran velocidad por un túnel tan liviano y fluido como la puerta que abriste. Verás pasar rápidamente a tu alrededor infinidad de luces y objetos que apenas reconocerás y en unos 3-4 minutos llegarás al final con mejor o peor fortuna (te consejo que adoptes la posición fetal, por si te haces daño al aterrizar...siempre pasa la primera vez ;-) y, desde el fin de la Comunidad del Anillo, nadie se ha preocupado por intentar suavizar el golpe).

Cuando llegues, ármate de paciencia. Eres un explorador único, pero el ritmo en Sorontil es pausado. Son el último control en Arda antes de llegar a Amán y tienen que ser meticulosos con los viajeros (todavía hay muchas criaturas con oscuras intenciones que siguen intentando encontrar la nueva ubicación de Amán).
Así que, relájate, observa a tu al rededor. No verás a más miembros de la especie humana (otro día te lo cuento, pero hace tiempo nos revocaron el permiso general para viajar a Amán). Pero no te preocupes, el procedimiento será el mismo que para el resto de los pasajeros ya sean elfos o enanos: espera a que uno de los seres que llevan colgante azul se dirija a ti. Entonces, enséñale el libro y háblale de mí -de la aurora- y de los sueños. Esa será la última vez que hables de la forma en que lo hacen los humanos. A partir de ahora, no necesitarás articular palabras para que tus deseos y tu curiosidad sean saciados si son aceptados.

Acércate al borde y contempla el mar. Se llama Belegaer y tú estás en la burbuja de Sorontil, una proyección de las montañas del mismo nombre en la desaparecida isla de Númenor.
Cuentan que después del hundimiento de la isla, y de que Eru separara Amán de Arda, se estableció la ruta del Camino Recto como única forma de llegar a las Tierras Imperecederas desde la Tierra Media. Al principio, el trayecto no tenía paradas y se desembarcaba directamente en la bahía de Eldamar tras largos días de crucero en los que no pocas veces se agotaban las provisiones. Los enanos, sobre todo, espaciaban cada vez más sus visitas y los Valar temieron perder el contacto con el resto de las criaturas que poblaban el mundo, así que crearon esta parada en honor a los humanos de Númenor que no participaron en la traición.

Dentro de unas horas saldrá tu nave. El tejido que une Amán con Arda será otra experiencia que recordarás: es casi como el que te trajo aquí, una especie de fluido cristalino casi tan etéreo como el aire. Me da pena que no hayas podido traer tu cámara, pero las reglas de la Nueva Edad lo prohiben.

La travesía solo durará unas horas. Te incluirán en un grupo y te asignarán un guía que te acompañará todo el trayecto. Tal vez puedas empezar a familiarizarte con las costumbres y entablar relación con alguno de tus compañeros. Te aconsejaría que lo intentaras primero con el grupo élfico que conoce mucho mejor las historias de la zona. Son más introvertidos y se necesita más tiempo para romper el hielo. Los enanos son más ruidosos y están casi siempre ocupados en satisfacer su voraz apetito. Son divertidos y espontáneos, te contarán mil historias sin que te esfuerces demasiado en caminar a su lado.

La nave amerizará en las aguas de la bahía de Eldamar, donde os recogerá una embarcación élfica que os llevará a la costa.

Respira hondo, muy hondo. Estás en la Tierra de los Valar y, simplemente inhalar ese aire, hará que te sientas relajado y totalmente descansado a pesar del viaje. En el cielo de Amán apenas hay nubes y la luz de la estrella que lo alumbra es más cálida y brillante que la de nuestro sol. El mar te sorprenderá con miles de matices entre un verde esmeralda intenso y el azul más profundo de las simas oceánicas. La espuma delicada de la cresta de sus olas te acariciará la cara mientras te acercas a tierra y todo el miedo que hayas experimentado ante la nueva aventura se esfumará dejando solo una sensación de paz en tu pecho. Respira hondo...

La costa es increíble (me gustaría ver tus ojos al mirarla :-) ). Las escarpadas cumbres de las Pelori se apelotonan al sur muy cerca de la orilla, formando acantilados infinitos mientras que en el norte se adentran hacia el interior dejando que las fértiles tierras de la costa se vistan con la exuberancia de una selva tropical hasta llegar a la arena dorada que se adentra mansamente en la playa.

Tu grupo seguirá por el paso de la Luz, llamado así por ser el primer lugar en que se divisaba, al norte, la luz de los dos árboles de Valinor antes de que fueran envenenados por Melkor. Ahora, los Valar han levantado en su recuerdo dos monolitos con piedras extraídas durante el ensanche del paso Cirith Ungol (la grieta de la araña). En sus paredes están escritos los detalles históricos más interesantes de las primeras edades de Arda. En tu próximo periplo, tal vez, te lleve allí :-) .

Pero esta vez, tu grupo no se detendrá y seguiréis hasta la ciudad de Eldamar. Allí os espera otra muestra de la hospitalidad élfica. Te alojarán en una de sus casas colgantes con vistas a las cascadas donde nace uno de los arroyos que desembocan en Lórellin. La casita está sencillamente amueblada, sin grandes ostentaciones, pero es cómoda y acogedora. Su colchón de plumas sobre la fría piedra hará que el aire fresco que se cuela por la ventana no toque tus huesos. Por la mañana, tendrás que ducharte en el chorro que tienes más a tu izquierda. Los elfos nunca han querido domesticar el agua y realizan sus tareas de higiene en los múltiples saltos naturales que hacen sus riachuelos. Seguro que imaginas que el agua no está muy caliente, pero entrarás en calor enseguida con la ropa que te habrán dejado preparada en tu alcoba. Siento que, tal vez, consideres que el alojamiento es un poco sencillo, y que contaras con las comodidades de las expediciones en la Tierra, pero estoy segura de que, cuando sientas el masaje del agua golpeando con vigor tu espalda, soñarás con esas manos cada mañana y cambiarás las estrellas de los hoteles por las de los cielos élficos.

Os habrán preparado una cena de bienvenida, no muy elaborada ni abundante -como les gusta a ellos-, pero tan bella en colores como exquisita en sabores. Con el cielo plagado de luceros como techo, beberás vinos de frutas que nunca has probado y te dejarás arrullar por la melodía festiva de una música de gaitas que lo invadirá todo. Será el mejor momento para estrechar lazos con los que están a tu lado. Seguro que a estas alturas ya conoces a todos tus compañeros de fatigas: ese elfo filósofo que busca algo nuevo para despertar a su villa, la elfa pescadora que viene cada 7 años en busca de los raros salmones que desovan en las frías aguas del Nienna, o el enano herrero que viene a perfeccionar el ritual de purificación en la forja. Cada uno te contará mil historias y yo no quiero estropeártelo todo revelándote demasiados datos.

Por la mañana y, tras el ritual del baño, encontrarás un desayuno hidratante y energético. Confía en ellos. Saben exactamente lo que es recomendable para la dura jornada a pie que os espera.

Porque al sur de Eldamar solo se puede llegar caminando. Los residentes se mueven a veces con caballos tan rápidos como Sombragrís o con naves élficas difíciles de ver para ojos no acostumbrados. Pero los visitantes han de hacer el viaje a pie. Es un requisito que deben cumplir todos los forasteros: durante la marcha se habla poco y te dará tiempo a despojarte de casi todo eso que trajiste sin querer.

La senda es, durante casi todo el recorrido, bastante fácil ya que caminarás por el valle siguiendo el curso del Nienna hasta su desembocadura en el lago Lórellin. Pero, a veces, cruzarás alguna zona pantanosa que pondrá a prueba tus gastadas botas y tu tolerancia a las picaduras de los mosquitos. Otras, casi flotarás por praderas que simulan césped recién cortado donde las mariposas revolotean a tu alrededor sin cesar y los corzos pastan sin asustarse a tu lado. Muchos tramos tendrás que vadear algún río, saltar las rocas y probablemente, en las estribaciones de las colinas de Mandos, querrás volver a tu refugio de Eldamar a refrescar tus piernas y tobillos que mostrarán finos arañazos y estrechas heridas superficiales producidas por los espinos que pueblan toda esa comarca.
Tu guía te verá y te hablará. Te dará una bebida muy dulce y te hará volver a soñar.

Cuando ya reconfortado vuelvas a levantar la vista hacia el horizonte, habrás entrado en los Jardines de Lórien: verás a lo lejos un lago y en el centro, el palacio de la Isla del Éste, donde te espera Estë, la curadora, para darte a beber de las aguas de Quenya. Nadie está autorizado a revelar muchos datos sobre este lugar. Lo que pase en la isla es algo que tendrás que mantener en secreto, entre la niebla de los bosques. Es un pacto que firmarás con Estë antes de coger la barcaza que os llevará hasta el palacio ;-) .

El viaje de regreso será más fácil y lleno de nostalgia pero...mejor no te cuento más :-) .

Tal vez, si hay suerte, me veas fugazmente en alguna de las noches de la aventura. O al final, cuando me encuentres esperándote en Sorontil, para volver a abrirte el portón que te llevará de regreso a casa.

PD: Y no te preocupes por los tuyos: al atravesar el paso, entraste en un lugar donde distorsiones espacio-tiempo y dimensiones infinitas son posibles. Tus seres queridos en la Tierra solo notarán, a la vuelta, un cambio sutil en tu mirada, una sonrisa mal disimulada y que te has ausentado el tiempo que tardes en llegar al emplazamiento de la puerta en tu mundo.

Mi querido amigo, solo espero que hayas descansado. Que en "el paseo" se haya quedado todo eso que, poco a poco, se coló en tu mochila sin haberlo deseado y que tanto pesaba al final sobre tus hombros.
Espero que hayas podido dormir al fin y también verte de nuevo feliz y relajado.

Y que vuelvas algún día :-) .
Espero llevarte al norte y contarte la historia de los dos árboles; o...tal vez, por los caminos orientales, esquivando los lugares anteriormente habitados por la araña oscura...

Espero, sobre todo, que hayas soñado :-)

Canto de Andar (camiños da fin da terra)

Etiquetas: , , ,

7 no pudieron callarse:

Blogger libertad replicó sin poder evitarlo...

Gracias Aurora Boreal. Cuando llegue el momento, me gustaría poder hacer ese viaje que tan bien has descrito.
Besos
E.

7:05 p. m.  
Blogger Auroraboreal replicó sin poder evitarlo...

Estoy segura de que te encantará ;-) . En la próxima aurora...

Gracias, E. por seguir aqui, por tus palabras. De corazón <3 .
Un beso muy grande!

10:35 p. m.  
Blogger El semielfo replicó sin poder evitarlo...

Creo que había estado allí.....

10:48 p. m.  
Blogger Auroraboreal replicó sin poder evitarlo...

Tanis, me alegro muchísimo de que hayas vuelto :-)

11:20 p. m.  
Blogger libertad replicó sin poder evitarlo...

Dime cuándo es la próxima Aurora, por favor. Porque no sabes cuánto anhelo ir, ni desde cuando. De hecho, es que no sabía que se podía calcular con exactitud, y eso siempre me había desincentivado...Gracias a ti, por coger el testigo, y mantener tan preciosamente vivo "el Pandemonium". Un beso.

10:00 p. m.  
Blogger Auroraboreal replicó sin poder evitarlo...

Querida Libertad: ésa es una de las dificultades del viaje, aunque ahora estamos en una buena época para verlas ;-) . De todas formas, creo que, de momento, no se puede conocer la fecha exacta con mucha anticipación.
Tienes dos opciones:
Intentar aprender a interpretar los sutiles signos que delatan los cambios en nuestra atmósfera debidos al vigor de nuestra estrella (ya sabes, que muchos ordenadores se cuelguen inexplicablemente o las comunicaciones funcionen mal, o algunas personas estén alteradas...)
O...lo que es más fácil :-P :
Consultar una página de internet en la que registren el tiempo espacial y, si ves que hay mucha actividad solar, comprarte rapidamente un billete "last minute" a Suecia y desear con todas tus fuerzas tener la suerte de tu lado ;-) (tienes unas 20 horas) ...
spaceweather.com/

Claro que puede que ese día te pille desprevenida o estés tan ocupada que prefieras dejarlo pasar. Si es así, todavía podrías tener una nueva oportunidad a los 27 días de la primera aurora. Porque eso es lo que tarda el sol en girar sobre si mismo: cuando vuelva a estar mirando a la Tierra la zona de la que se escapó el " viento" responsable de la aurora, tal vez se vea otra, aunque seguramente será más débil y, puede que no tenga la fuerza suficiente para abrir la puerta (aunque siendo tú usaremos alguna de nuestras armas secretas para arreglarlo a pesar de todo ;-) ) ...bueno, mejor me callo, que no puedo revelar todos mis secretos jjajjaja
http://www.youtube.com/watch?feature=player_embedded&v=JWw0wZoUE-4

En cuanto a Pandemonium...te echa de menos, que lo sepas (creo que ya te lo he dicho antes y, en realidad, os echa de menos a todos los que lo hacíais antes). ¿Porqué no pruebas de nuevo :-) ?

11:33 p. m.  
Blogger libertad replicó sin poder evitarlo...

Mil gracias, por todo.
Besos! (qué privilegio saber estos secretitos...)

P.D. Escribí un comentario mucho más largo hace unos días, pero se ve que no se subió.

3:14 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home

PANDE MUSICAL