pandemonium invierno Pandemonium: ...El alma que anda en amor, ni cansa ni se cansa...

domingo, enero 14, 2007

...El alma que anda en amor, ni cansa ni se cansa...

…A veces nos sentimos dañados o agredidos por otros. Muchas veces esa agresión o daño por parte de otros hacia nosotros, no es intencionada, creo que la mayoría de esas veces, sino fruto de sus propias vivencias. Y muchas veces, también, ese sentirse “dañado” o “agredido”, tiene más que ver con la importancia que para nosotros tiene lo que nos hace sentir dañados –por nuestras propias vivencias de nuevo, y porque sólo nosotros sabemos el largo camino que recorrimos hasta llegar allí-, que con el hecho objetivo en sí. Se necesitan muchas horas y más minutos para llegar a conocernos, para llegar a saber que hay debajo de uno u otro comportamiento. Para llegar a saberlo nosotros, cuanto más el otro. Para al menos intuirlo nosotros, cuanto más el otro y del otro. Pero, quizás, en el momento del choque, de la fricción, esto no importe demasiado. En última instancia, cada uno de nosotros podemos y debemos optar por lo que queramos, por lo que nos haga sentir mejor (independientemente de nada más). Y el otro, respetar, siempre respetar. Pero quizás, también, para luego, sea bueno ser conscientes de qué nos ha pasado a nosotros, porque llegarán otros momentos, otros espacios, otras circunstancias, porque la vida, como dice el amigo de Altea de mi querida dulcinea, muchas veces por donde transcurre es por carreteras secundarias.

10 no pudieron callarse:

Anonymous Manolo replicó sin poder evitarlo...

Me estreno
Relajar, relajar las situaciones. Utilizar el sentido del humor. Te lo digo.

Un beso.

9:36 p. m.  
Blogger ybris replicó sin poder evitarlo...

Es cierto.
Lo que muchas veces creemos agresión es sólo el error de creer que la vivencia atacada es tan importante para los demás como para nosotros.
Lo cierto es que en el fondo es nada más y nada menos que una cuestión de respeto.

Besos.

7:42 a. m.  
Blogger Isthar replicó sin poder evitarlo...

Todos interpretamos y sentimos las cosas en función de nuestras circunstancias personales. Y alguien dijo algo en un momento sin intención de herir y hiere. Y uno hace algo y otro se siente ofendido. Y no se trata de agredir alegando susceptibilidades ajenas, todos caemos en ellas todos tenemos umbrales diferentes y situaciones distintas. Respeto y comunicación, esas son las dos claves para comprender que cuando no hay intencionalidad, las cosas no tienen por qué llegar más lejos de un momento circunstancial.

Es tan sencillo solucionar un incidente, que lo extraño es que nos guste tanto complicarlo y sentirnos víctimas o convertir a otros en verdugos. Así no ganamos nada, sólo la sensación frustrante de sentirse atacado. Y todos cometemos errores, y todos sentimos de más o damos a veces más importancia a las cosas de lo que deberíamos.

Respeto y comunicación.

Un abrazo enorme

11:43 a. m.  
Anonymous Fernando replicó sin poder evitarlo...

Es difícil que cada amor sea igual y que todos reaccionemos igual...hay celos, silencios, dobles juegos, violencias, en el amor todo es complicado...pero hay que seguir intentandolo!...un beso.

2:22 p. m.  
Blogger dulcinea replicó sin poder evitarlo...

Pues como diría nuestro amigo, RELATIVIZA y disfruta de las carreteras secundarias, que el camino sigue, a pesar de ese bache.

Un beso.

5:03 p. m.  
Blogger dulcinea replicó sin poder evitarlo...

por cierto, todo un honor que me menciones en tu post.

gracias.

5:04 p. m.  
Blogger libertad replicó sin poder evitarlo...

De nada, de nada, dulcinea.
Eso hago, respetar y relativizar.

5:26 p. m.  
Blogger ferfo replicó sin poder evitarlo...

Supongo que la agresión la sentimos allí donde nosotros mismos no nos aceptamos, a la vez que atacamos a los demás en el reflejo de nuestra propia herida. Como bien dices, ser conscientes, darnos cuenta, creo que esa es la carretera principal.

Muchos besotes

8:00 a. m.  
Anonymous Anónimo replicó sin poder evitarlo...

Ten confianza. Ten confianza. Porque razón tienes.
Un abrazo enormeeeeee.

4:37 p. m.  
Anonymous Eva replicó sin poder evitarlo...

No todos nos planteamos qué nos ha pasado a nosotros. Siempre supe que tus crisis o encontronazos (pocos, todo sea dicho)son más fuertes porque te expones total y desnuda y aprendes de ellos. Pero también tus continuos renaceres son apoteósicos. Eres incombustible y muy bonita, por todo esto.

2:28 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home

PANDE MUSICAL