pandemonium invierno Pandemonium: Me encanta observar a las hormigas cuando cargan una miga de pan...

martes, enero 23, 2007

Me encanta observar a las hormigas cuando cargan una miga de pan...

En estos días me detengo en el fluir natural de las cosas, en la percepción casi despreocupada y silenciosa, pero certera, de que todo, todo en esta vida tiene su ritmo, su fluir natural, todo. Y siempre lo he sabido, siendo más o menos consciente, pero hoy de nuevo me detengo en ello, y ensancho aún más mi percepción…todo. Es curioso cómo voy desmontando sin darme cuenta cada pieza del puzzle que se movió. La desmonto, la miro, la veo –sin intentos baldíos- y o bien la coloco exactamente en el mismo sitio en el que estaba, eso sí, con más firmeza, con más aplomo, o la coloco exactamente en el mismo sitio, pero sin ninguna firmeza, y sin ningún aplomo, eso sí, serena, expectante, porque hay ritmos que no controlamos nosotros, y ensancho aún más mi percepción de lo no controlable, y esperas, que a veces son inevitables. Qué fácil que se resquebraje la confianza en uno mismo. Qué fácil dañarnos. Qué innecesario, aunque afortunadamente sé que no estéril. En estos días me detengo en el fluir natural de las cosas, en la percepción de que todo, todo en esta vida tiene su ritmo, todo, incluso dejar de echarte de menos…

15 no pudieron callarse:

Anonymous Fernando replicó sin poder evitarlo...

Veo como la hormiga Libertad se echa a andar y encima carga con el inevitable dolor de la ausencia...y es algo más en que la vida te pone a prueba...pero sabemos que tu nombre trae un poco del arrebato de la palabra soledad...esa que todos compartimos pero con la serenidad del conocimiento...besos.

10:30 p. m.  
Blogger Silent Heart replicó sin poder evitarlo...

¿Se puede dejar de echar de menos a alguien? Yo no lo he conseguido, no creo que lo consiga a menos que deje de querer a esa persona. La ausencia se transforma, cambia, a veces duele menos... pero nunca se va del todo, creo.

Todo tiene su ritmo, sí, incluso nosotros. Y qué difícil es todo cuando estamos desacompasados. Lo más que he conseguido es que la ausencia forme parte natural de la melodía, que no disuene. Algo es algo.

Besos :)

7:23 a. m.  
Blogger ybris replicó sin poder evitarlo...

Las cosas fluyen. Nosotros también.
Saberlo nos sitúa en nuestro propio sitio.
Meditarlo lentamente nos hace sabios.

Muchos besos.

7:33 a. m.  
Blogger dulcinea replicó sin poder evitarlo...

Conocer que todo fluye y aceptarlo no es tarea fácil, aún menos, asumir que hasta dejar de echar de menos a alguien es algo que queramos o no...fluirá.
...bien por eso hormiguita....

besos mil, guapa

2:54 p. m.  
Blogger Exagerada replicó sin poder evitarlo...

Dice G.E.:
No mido el tiempo con el tiempo. Mido
lo que dura en mis ojos lo que miro.

2:54 p. m.  
Blogger manuel_h replicó sin poder evitarlo...

y sólo hay que esperar, y entretenerse mientras tanto

besos

7:17 p. m.  
Blogger La Chatte replicó sin poder evitarlo...

Todos somos notas de una melodía que no distinguimos, al menos la mayoría.
Algún día aprederemos a estar en armonía.

Saludos.

8:01 p. m.  
Blogger ferfo replicó sin poder evitarlo...

Como dicen unos amigos: lo que nos pasa, conviene.
Y desde ese abrir perceptivo, se puede entender.

Besotes

9:56 a. m.  
Blogger Isthar replicó sin poder evitarlo...

Qué texto tan absolutamente delicioso Libertad.

Me he permitido el lujo de fluir contigo, despacio, sin prisa alguna, con el ritmo pausado y preciso que exige cada cosa en su momento y lugar.

Quizá precipitar las cosas sea una manera bastante estúpida de no conseguir ningún propósito. Quizá sólo tenga que dejar que las cosas fluyan en la dirección que toca, a su ritmo, y así encontraré el camino :)

Creo que necesito pararme contigo, detenerme a observar y no dejar que el miedo a que eso me distancie del propósito me lo impida.

Un abrazo enorme por esta maravillosa reflexión en voz alta.

12:40 p. m.  
Blogger Don Quijote y Sancho replicó sin poder evitarlo...

Duele, en ocasiones, el fluir de las cosas pero al mismo tiempo se va creciendo. Aprendemos aunque nos cueste y sea duro.

Un beso

2:18 p. m.  
Blogger Elendaewen replicó sin poder evitarlo...

Así lo veía Machado =)
Saludos.

4:09 p. m.  
Blogger libertad replicó sin poder evitarlo...

Fernando: Sí, es verdad, quizás ese ese es el precio...pero, ahora no me sentía sola (no me sentía, al menos)
Besoss

Silent heart: Depende, creo. Aunque en algunos casos, en los que se quiere de verdad, posiblemente ya sea mucho que la ausencia forme parte natural de la melodía.

Ybris: Saberlo nos sitúa en nuestro propio sitio. Si, creo que es así.
Muchos besos pa ti también!

Dulcinea: fluirá, claro, todo sigue su ritmo natural. No hay que desesperar. Un beso fuerte

9:48 p. m.  
Blogger libertad replicó sin poder evitarlo...

Exagerada: "No mido el tiempo con el tiempo. Miro lo que dura en mis ojos lo que miro". Lo retengo. Gracias. Un besazo.

Manuel h. : hay que esperar, pero entreteniéndose, desdeluego. Otro beso para ti.

La chatte: Algún día aprenderemos a estar en armonía, pero eso sí, en una armonía inestable, que si no nos acomodamos y podemos dejar de estar despiertos. Gracias por pasarte.

Ferfo: Está bien eso, "lo que nos pasa, conviene". Un beso!

Isthar: Gracias. Me alegro de que mis palabras te hayan llegado cuando tocaba. Un beso muy fuerte

Don Quijote y sancho: Sí, duele, a veces duele, pero es necesario saber que es así como ha de ser. Un beso

Elendaewen: no sabía. Sonrío como tú. Gracias. saludos y besos

9:56 p. m.  
Blogger Simplemente Olimpia. replicó sin poder evitarlo...

Libertad: me encanta detenerme sobre el cojín de tus palabras, acomodarme, aunque a veces siento frio, siempre retorno.
En mi opinión no todo tiene un sitio donde finalizar, donde anclarse, a veces es preciso modificar su ubicación, incluso su sentido. Será que de nuevo inconformista no quiero amoldarme, será...
Ley un poema de Mamen Sonar (creo recordar bien) precioso....
"Tengo la absurda obsesión de echarte de menos
como si por un instante, hubiese tenido por constumbre tenerte"


Quizá Él tuvo un lugar que ahora dejó vacío...quizá...sólo queda mirar de frente.

2:12 p. m.  
Blogger libertad replicó sin poder evitarlo...

Querida Olimpia:

Estoy contigo, no todo tiene un sitio donde finalizar, donde anclarse, a veces es preciso modificar su ubicación, incluso su sentido. Y por eso espero, por eso lo dejo quieto en el mismo, pero sin ninguna firmeza, espero a que el tiempo me ayude a recolocarlo, abierta, expectante a los cambios. Será que yo también soy una inconformista.

No podías haberme dejado unos párrafos que se aplicaran mejor a lo vivido:
"tengo la absurda obsesión de echarte de menos
como si por un instante, hubiese tenido por costumbre tenerte"

Quizás, quizás. Sí, y siempre hay que mirar hacia adelante...incluso si en el "adelante" nos volvemos a cruzar, no en el pasado.

Mil gracias por tus palabras.
Un beso fuerte!

9:25 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home

PANDE MUSICAL