pandemonium invierno Pandemonium: Cuando la pasión se esconde…

miércoles, agosto 10, 2005

Cuando la pasión se esconde…

…Estos días de primeros de agosto, andaba renqueando, en la cuerda floja, temiendo caerme, pero sin caerme, o mejor sin saber cuándo llegaría la caída (uno ya se va conociendo y sabe cuando ocurren estas cosas…). El lunes llegó, y no fue flojo el golpe. Pero, hoy, hoy vuelvo a estar contenta, porque desde primeras horas de la mañana he comenzado a remontar…

…Ayer por la noche, observaba a mi padre y a mi madre, en silencio, en el maravilloso y embriagador silencio de las noches de verano del interior del sur, en el único momento del día donde la calma reina, y yo comienzo a respirar, y en cierta forma, a vivir. De pronto, mi madre, recostada en la hamaca de lona y madera de mi abuelo, la que hace unos años decidimos no tirar pese a su deterioro, dijo: “Si las cosas volviesen a empezar, sólo querría que mis hijas fuesen más felices”. Yo, después de unos minutos, interrumpí mi silencio y le pregunté: “¿por qué dices eso mamá?”, pero no me contestó, se había dormido. La llamé, la acompañé a la cama y le di un beso en la frente. Cuando caminaba de nuevo hacia el patio, hacia el sitio en el que yo estaba sentada, pasaron por mi cabeza distintas instantáneas de momentos de mi vida previos a la noche de ayer. En todas, en cada una de esas filminas que mi imaginación había traído no sin cierto capricho y supongo que con cierta intencionalidad a mi memoria, tenía una leve sonrisa en los labios y un perceptible brillo en los ojos. Me sentía y me veía viva. Con lo que hacía; con donde estaba en los distintos momentos y tiempos; con los caminos que con determinación había elegido; con lo que había dudado y reconocido dudar –también con sus consecuencias-; con lo que me había inquietado, aturdido, excitado, embriagado, indignado, estimulado, entusiasmado, apasionado….

Hoy, nada más levantarme, le he dicho a mi madre que me subía arriba a trabajar, que volvería a la noche, y que no se preocupase, que todo estaba bien, muy bien, que la pasión, a veces dormida, a veces disimulada, a veces escondida para tantearnos, estaba donde siempre, conmigo. Mientras salía, la he oido suspirar de alivio y al volverme ligeramente sin que ella me viera, también la he visto sonreír en el umbral de la puerta…

5 no pudieron callarse:

Blogger El semielfo replicó sin poder evitarlo...

Si es que más sentía que una madre,hija, no hay na

1:45 p. m.  
Blogger Buttercup 20 replicó sin poder evitarlo...

Sí, las madres siempre están ahí.

8:43 p. m.  
Anonymous cyránobix replicó sin poder evitarlo...

La verdad es que estoy un poco desconcertado. He leído varias cosas en tu blog (compartimos el amor por American Beauty) y me resultan enormemente contrastantes. Escribes bastante bien aunque a veces parece que un poco apresurado. Pero con bastante pasión y es todo muy interesante. Incluído el relato erótico (¡vaya calor para estos días y en Sevilla!).
Pero la verdad, me surge la pregunta que supongo no contestarás: ¿Quién eres?.
Pilatos le hizo la misma pregunta a Jesús.
Bueno, semielfo (curioso eso de semielfo), espero una largo y fructífero intercambio de pareceres.
Saludos.

8:57 p. m.  
Blogger libertad replicó sin poder evitarlo...

Ay! jajaja, permíteme que me ría, cyránobix. Te explico, me ha hecho muchísima gracia tu comentario, y entiendo que estés desconcertado. Y que las cosas que lees en nuestro blog te parezcan enormemente contrastantes. Esa es una de las razones por las que el blog se llama "Pandemonium" (lugar donde reina el caos y el desorden)y también, porque somos un grupo de gente los que participamos, no es un blog de una única persona...de ahí las diferencias, los contrastes, la mezcla de post, de calor, de apresuramiento al escribir a veces, y de erotismo otras...muchas gracias por pasarte por aquí! Será un placer intercambiar pareceres. Contigo también, no semielfo??

9:11 p. m.  
Blogger Exagerada replicó sin poder evitarlo...

Me alegro, libertad, de verdad, me alegro de que tu madre te mire y me alegro de que tú te veas y de que la pasión ande por ahí adentro, que te siga brillando en los ojos. Besitos.

9:18 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home

PANDE MUSICAL