pandemonium invierno Pandemonium: Sólo en aquel lugar y en aquel momento

domingo, febrero 20, 2005

Sólo en aquel lugar y en aquel momento

Cuando salí me estaba esperando. Yo había pasado la tarde trabajando y apenas había tenido un instante para darme cuenta de lo que había ocurrido aquella mañana. Sin embargo, él, había estado esperándome, había ido y venido al menos dos veces al jardín de los bancos pintados de blanco, se había tomado un par de cafés, había estado comprando, dando vueltas por la zona, y, ahora, por fin, estaba allí, delante de mí, apoyado en la barandilla que daba al patio interior de la Fundación. Nos miramos, más cuando el uno no creía estar mirando al otro, nos sonreímos muy tímidamente pero con gran complicidad, y echamos a andar camino de algún lugar donde poder charlar y tomar algo tranquilos...De pronto, mientras caminábamos, nos cogimos de la mano con fuerza -como si una vez unidas ya nadie pudiera separárnoslas, ni siquiera nosotros mismos- y aceleramos el paso. Supongo que llegado ese punto los dos pensamos que era absurdo continuar con los roces aparentemente casuales. Luego, como nuestra imaginación "del después" y quizá el nerviosismo de tantos encuentros previos en los que podía haber sido y no fue, nos impedía encontrar algún sitio mínimamente acogedor, decidimos pasar al primer local que vimos abierto y prácticamente solo, o ni siquiera lo decidimos, simplemente, entramos. Un local anodino, frío, como de otra década...pero que nosotros conseguimos aislar de nuestra realidad nada más sentarnos...Tardamos más de una hora en besarnos. Pero, tras esa hora, no conseguíamos dejar de hacerlo. Era como si todos nuestros deseos, todas nuestras pasiones, las pensadas, las compartidas en sueños y las no, se hubiesen apoderado de la situación y quisieran salir fuera todas juntas, al mismo tiempo, a la vez, como si los dos estuviéramos absolutamente convencidos de que era nuestra única oportunidad de demostrarnos lo que sentíamos, sólo en aquel momento y en aquel lugar, o quizá como él decía, sólo en aquel lugar y en aquel momento...

E. Murillo

2 no pudieron callarse:

Blogger libertad replicó sin poder evitarlo...

Niños, escribid!...yo no tengo tirón...pero aquí estaré, eso sí.

12:40 a. m.  
Blogger winezpalzrou replicó sin poder evitarlo...

Ay chicos, disculpadme, estoy de ensayos de día y de noche para la última superproduxión de Spílber en la que haré de Sadán Juseín y no os podéis imaginar la de horas de maquillaje que lleva éso...He optado por no quitarmelo por las noches y así me quito los moscones de encima...qué listas somos a veces las astrices...

12:02 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home

PANDE MUSICAL