pandemonium invierno Pandemonium: Carta a una amiga

jueves, diciembre 02, 2004

Carta a una amiga

Querida Eva:

Estos días vuelven a ser extraños: distintos días extraños, pero extraños. Ayer cuando subía a casa, a la sierra, y miraba a mi alrededor, y veía las luces de las casas, los rótulos fluorescentes de los restaurantes y de los establecimientos varios que hay en la salida de Madrid por el norte, bueno, por la carretera de la Coruña, pensaba en lo casual que era todo, en lo difícil que me resultaba creer que en medio del caos las cosas funcionaran…y lo que es más, que, cuando estuviesen funcionando, me pareciese a menudo, que lo excepcional es que no lo hicieran. Pienso en ti, en clase, en el autobús, en casa… Siento que lo estés pasando mal. Lo siento mucho. Y, sobre todo, siento que tengas la sensación de que tú no puedes hacer nada porque tu hermano salga del coma, ni siquiera provocar o retar a médicos a los que quizá porque les insistieron demasiado o porque entraron en la cadena del funcionamiento del sistema sin más, no parece importarles que tú no sepas qué hacer. No ha pasado mucho estos días. Aquí, en el mundo por el que tú pasas cuando llevas a Alma al colegio o a Héctor a la guardería, siguen importando las mismas cosas, esas mismas cosas que tú siempre dices que te aburren y te cansan. Ya sabes, a la gente le encanta hurgar en la vida de los demás, interferir en el disfrute de las cosas dulces de la vida diaria de los otros, e incordiar, como sea, a costa de lo que sea. Debe ser que en eso consiste parte de su felicidad, como dice mi amiga Laura. Pero, estos que te digo no dan tregua, sólo la disimulan a veces. Tenemos que aprendernoslo bien, si no corremos el riesgo, cuanto menos, de volver a felicitarlos este año por Navidad…, bueno, yo… pero no me digas que no tengo remedio, anda ….Imagino que ahora estarás allí, con tu hermano, e imagino también que incluso en las circunstancias actuales, buscáis la forma de entenderos y de bromear con lo ocurrido. Lo sé…Esto va a pasar, estoy segura, ya verás… Estoy llegando a casa, acabo de cruzar la presa, y ha nevado. Te encantaría. Estas navidades, vosotros, que estaréis por aquí, vais a disfrutar de ello…Aquí arriba, no sé muy bien por qué, todo parece menos caótico, menos casual, es como si el ritmo equilibrado y cadencioso de la naturaleza fuese mucho más difícil de desmantelar, incluso de interrumpir…Hablamos. Descansa.

Bs.
E.

1 no pudieron callarse:

Blogger libertad replicó sin poder evitarlo...

NINO, BIENVENIDO A LA VIDA!!

9:25 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home

PANDE MUSICAL