pandemonium invierno Pandemonium: Mis primeras vacaciones de otoño

lunes, noviembre 21, 2005

Mis primeras vacaciones de otoño

…Llevo tres días sin un momento para mí misma. Lo entiendo todo. O mejor dicho, lo oigo todo y sé su significado aparente. Y no estoy del todo segura de que me guste. O mejor dicho, me he dado cuenta de que no me disgusta tanto lo contrario. Lo de vivir de forma natural en dos mundos, el tuyo propio y el de afuera, tiene su gracia. Y cuando uno se acostumbra a vivir casi solo con sus pensamientos, y como una especie de “persona de paso” en la vida de la gente que le rodea en las tareas y lugares cotidianos (en el desayuno, en el trabajo, en la comida, en el supermercado, en el autobús...) y al contrario; y además tiene tendencia innata a abstraerse, se resiste sin remedio a abandonar esta condición. Y no me extraña, al fin y al cabo, cuando uno puede pensar en lo que quiere en cualquier momento, sin que resulte demasiado evidente, y sin que nada ni nadie, que no elija el mismo, lo interrumpa, es cuando uno está de vacaciones...O lo que es lo mismo, cuando uno es dueño de su propio tiempo…Sí, eso es, tengo esta idea muy reciente, por eso se le hacía insufrible a Benedetti en “La Tregua” esperar el momento de su jubilación -más cuando conoció a Avellanada, obvio…uff!!..pero esta historia es mucho más y se merece otros post…-, porque cada día era más consciente de que no era dueño de su tiempo y de que por fin llegaría el momento en el que sí…Me alegro de estar de vuelta de “mis vacaciones”, pero más de haber disfrutado de mis primeras vacaciones de otoño...

2 no pudieron callarse:

Blogger Nostak replicó sin poder evitarlo...

Me alegro que esté de vuelta, justo para empezar las vacaciones del invierno no comenzado.
No obstante tengo que decirle que su noción de vacaciones, a la par de excelente, me ha dejado preocupado, ¿estaré yo de vacaciones todo el año?.

:D

un beso

Esto le gustará

9:51 a. m.  
Blogger Kaótiko replicó sin poder evitarlo...

Unas vacaciones de ésas me hacían falta a mí. Pero las mejores vacaciones, el mejor viaje que puedo hacer es un viaje astral. Si todos pudiéramos salirnos de nosotros mismos (así, a lo bestia), alejarse no solo de lo que te rodea sino de nosotros mismos, que somos los peores carceleros. Si un día te miraras al espejo y no estuvieras tú sino otro; y te miraras los pies y no fueran los tuyos y te miraras la vida y no fuera la tuya...seguro que todo nos iría mejor.
Todo el mundo merece tomarse de vez en cuando un descanso de si mismo: los guapos y los feos, los casados y los solteros, los pobre e incluso los ricos.

12:12 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home

PANDE MUSICAL