pandemonium invierno Pandemonium: La lista de Fernando

jueves, diciembre 09, 2004

La lista de Fernando

Hace ya algunos años el historiador mi pueblo y muy amigo Fernando Romero, que por entonces había publicado ya varios trabajos sobre determinados aspectos de la historia de Villamartín, se hallaba investigando sobre la conflictividad obrera de la Segunda República y la Guerra Civil en nuestro pueblo. Fruto de su curiosidad admirable fue el hallazgo de una lista de fusilados por las fuerzas nacionales en la represión que llevaron a cabo en aquel triste verano de 1936.
En una labor investigadora sin precedentes (creo) en nuestro pueblo, Fernando fue entrevistándose uno a uno con los familiares supervivientes de aquella masacre. Aquella masacre que durante tantos años de oscurantismo y confusión histórica había sido bautizada eufemísticamente como “bando de guerra”, fruto inmediato del golpe de Estado bautizado también eufemísticamente como “alzamiento nacional”.

A lo largo de esas entrevistas con los familiares de fusilados Fernando fue desgranando el caudal de sentimientos, de esperanzas truncadas, de ideales aniquilados que se escondían detrás de esa lista. Poco a poco, tras aquellos nombres aparecieron jóvenes, mayores, hombres, mujeres, socialistas, comunistas, sindicalistas, jornaleros, trabajadores artesanos e industriales, amas de casa. Vecinos de Villamartín a los que en la oscuridad y complicidad cobarde de la noche montaron en un camión y que fueron fusilados sin más juicio que la sinrazón del que teme y desprecia las ideas contrarias. Vecinos que fueron enterrados en fosas comunes a lo largo de la Sierra y sobre los que el bando vencedor sólo construyó una losa de olvido como único recuerdo.

La constancia y entusiasmo de la labor investigadora de Fernando Romero han ido construyendo una tela. Esta tela está hecha a base de retazos de los recuerdos que las viudas, huérfanos, padres, hermanos de aquellos fusilados habían guardado para que nada ni nadie los hiciera desaparecer.

El pasado jueves, en el Salón de Actos de San Francisco, Fernando ofreció una conferencia hablando de aquellos meses de 1936 y de los siguientes, y de las causas que llevaron a aquella guerra fratricida cuyo recuerdo nos avergüenza. En las intervenciones posteriores a la charla salió a relucir la comparación del genocidio del bando vencedor sobre los republicanos con el genocidio que años después ejercieron los nazis. No pude menos que acordarme de aquella película, “La lista de Schindler”, en la que se cuenta cómo un alemán pudo salvar de la muerte a unos cuantos judíos a los que apuntaba en su lista.

En Villamartín tenemos nuestra particular lista: la lista de Fernando. Desgraciadamente nadie pudo salvar la vida de nuestros fusilados. Pero este historiador local, con su lista, ha ayudado a salvarlos al menos del olvido. Un olvido impuesto, un olvido oficial, institucional, un olvido solidificado a base de tantos años de dictadura y de secuestro de la opinión. Los que estuvimos en la conferencia aquel jueves y los villamartinenses que vivimos por estos inicios del siglo XXI estamos siendo testigos de un momento histórico. Aunque sea ahora, casi setenta años después, ya podemos mirar hacia atrás sin ira y con la conciencia tranquila de un pueblo que no abandona a sus muertos.
En Villamartín ya cabemos todos y a la bandera humana de nuestra historia ya no le falta ningún trozo.

2 no pudieron callarse:

Blogger CH!LL replicó sin poder evitarlo...

hola de que pais eres, soy un mexicano aburrido leyendo blogs al azar.
escribeme si quieres leer cosas extrañas algun dia

9:45 a. m.  
Blogger libertad replicó sin poder evitarlo...

Dile a Fernando que has contado esto en el Pandemonium... Seguro que se alegra de saber que los que leemos el pandemonium tampoco olvidaremos esta iniciativa, y que intentaremos, en la medida de lo posible, extenderla para que más pueblos dejen de tener lagunas secretas en la historia de sus gentes.

1:42 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home

PANDE MUSICAL