pandemonium invierno Pandemonium: Mi maggini

viernes, julio 23, 2004

Mi maggini

                                Después del desayuno,en la terraza ,se retaron con miradas y notas sueltas. El,con su maggini, entonó primero algunas notas en la escala de do menor. Ella,con el pelo rojo recogido y los rizos meciéndose en la brisa de la mañana de primavera respondía con su suave voz de soprano. Poco a poco fueron incrementando el tempo y violín y voz se sucedían y respondían con sólo silencios de corcheas.Si el violín llevaba la iniciativa ella respondía imitando su sonido y agregando algunas notas más. Luego,el maggini tensaba su voz para subir por la cuerda de mi,ya en staccatto,ya en cabalgadura,pero siempre retando a la diva a subir un poco más.Se pusieron de pie,sentados resultaba imposible imprimir ritmo y soltura a las notas y para ella el diafragma necesitaba espacio para expandirse,nadie hasta aquella mañana había oído un maggini y una soprano veneciana en tal cópula sonora: se pisaban las notas,no se dejaban respirar. Los dedos de él hicieron miles de kilómetros aquella mañana ,aquel minuto ,aquel segundo final sobre el ébano del maggini. La voz de ella se elevó casi hasta hacerse imperceptible para él, los perros volvieron las caras curiosos,muchos kilometros a la redonda, con las orejas buscando la fuente de aquella llamada misteriosa y arrevatadora.El sonido verde del violín y azul y naranja de la soprano empezó a expandirse en ondas de colores que dejaban su estela por donde pasaban. Nunca nadie  había oido aquel aria en aquel tono.El sonido recorrió un kilometro,dos kilometros,tres kilometros,un pais,dos paises,tres paises. Pasó continentes y capas atmosféricas  y por todas partes dejaba un rastro de rayitas verdes, azules y naranjas.Las cortinas de los comedores se pintaron de rayitas verdes,los dormitorios de naranja,otras de los dos colores e incluso de los tres.Los pelos de los punkies no lo notaron,pero los yupies en Nueva york llevaban los trajes a rayas de colores.El papa se levantó entre sábanas atigradas verdes.El cielo brilló de colores.
Bajo el influjo de aquel sonido las mejillas de todas las madres del mundo empezaron a saber a piruleta de fresa y todos los niños del mundo besaban sin parar las caras de sus madres. Los patinadores en linea descubrieron que los cuellos de las camisas sabÍan a helado de melón.Los hombres  casados emPezaron a tener gustillo a sandÍa,y todas las esposas se pusieron hasta la campanilla de sandÍa y hasta de las pepitas. las rodillas de los pacientes hospitalarios supieron a peta zetas y los traumatologos se agachaban a hacerse cosquillitas en la garganta. UN astronauta que estaba en órbita hacia Saturno hizo todo el viaje chupándose su índice derecho sabor  a garrapiñada.
                         El sonido de las fábricas paró. El viento del sur llenó el mundo de olor a quiosco de golosinas.El mundo se hizo de colores y olía a chicle de fresa.Chin pón!!
               

 
Tanis el semielfo

2 no pudieron callarse:

Anonymous Anónimo replicó sin poder evitarlo...

Estás loco!...pero sonrió

2:14 a. m.  
Blogger Laura replicó sin poder evitarlo...

...no tengo palabras...solo letras musicales q poder decirte, un beso.

8:52 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home

PANDE MUSICAL