pandemonium invierno Pandemonium: Glasgow, the first time

domingo, octubre 24, 2004

Glasgow, the first time

…Aeropuertos, estaciones…el cuerpo de viaje…y en pocas horas también el alma…Sin darme cuenta me descubrí en el aeropuerto de Luton intentando seguir a mi compañera en la vorágine consumista que ella ya conocía, y a la que yo pronto cedí sin poner demasiada resistencia…
…Las nubes eran el cielo, y su luz tenue, el sol que imaginabas que se escondía tras ellas…edificios grises y de piedra rojiza, con gruesas paredes y enormes ventanales, con torres puntiagudas centenarias, rodeados de hierba a las fueras, en el Western, o erguidos en el centro de la ciudad. Niebla baja, aire frío y húmedo, del que llega a los huesos pero al que la gente parece estar acostumbrada…Caras expresivas, con fuerza, descaradas incluso, en Strathclyde….y en medio de todas ellas, en un noveno piso, y frente a un rostro que sentí más comprensivo, yo, perdida en la traducción. La cafetera del cuartito de la derecha era moderna, comprada para celebrar el 25 aniversario…de algo. El despacho al que yo iría tenía unas vistas estupendas, pero allí estaba sentada una italiana, y había una mesa, aunque con sitio para dos...Sonrisas amables, humor aparentemente compartido…y algo que dije y creo que les pareció buena idea, nos llevó al reducto de paz de un restaurante sencillo y acogedor…
… En la parte alta de la calle de "Galleries", de pie, quieta, con las lágrimas contenidas después de salir del cine –esta vez fue "Inside I´m dancing"-, quise detenerme un rato más y observar atentamente desde allí, el final de aquella calle…Y, en la línea divisoria entre lo que ven los ojos y lo que trasciende a la memoria, pude retener un flash de luces azules reflejado en las cristaleras de los shopping centre, combinado con la bruma que dejaba entrever las conos de colores en que terminaban los edificios medievales. Allí estaba el trasiego de gente, el bullicio de estudiantes apalancados en las esquinas bebiendo wisky o cerveza, la música de "Texas" en la calle…y detrás, en segunda línea, los cafés tranquilos con gente cansada de todo el día, cenando, tomando algo, charlando…

E. Murillo

1 no pudieron callarse:

Anonymous Anónimo replicó sin poder evitarlo...

Tendré que volver a esa ciudad gris y fría que recuerdo, pero esta vez estaría bien que fuera contigo, creo que si no, corro el riesgo de volver a verla gris y fría. Sigue escribiendo wapa!

9:12 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home

PANDE MUSICAL